Emigrar los e-servicios: Activismo en Instagram de la diáspora y el proceso de renovación del documento de identidad egipcio

NADINE LOZA  |  23 JUNIO 2021  |  ROUTED Nº15  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS

nadine loza, cover S.JPG

Fotografía de la autora.

En septiembre de 2020, la Egypt Diaspora Initiative (EDI, “Iniciativa de la Diáspora Egipcia”) desarrolló con éxito una campaña para conseguir que la renovación del documento de identidad nacional egipcio sea un servicio consular permanente en todo el mundo, en un contexto de necesidad creciente por parte de los países de ampliar, exportar o “emigrar” servicios públicos electrónicos y remotos a sus ciudadanos en el extranjero.

 

Alojada en la red social Instagram, EDI es un lugar de encuentro independiente e inclusivo de más de 50.000 migrantes egipcios en todo el mundo. Ha funcionado como fuente de noticias, foro de debate, red de apoyo e impulsor de cambios desde 2017, abordando cuestiones tanto conceptuales como prácticas que afectan a la diáspora egipcia.

 

De todas las consultas que recibe EDI, las más frecuentes son las relativas a los documentos de identidad. Necesario para la emisión de pasaportes, la participación electoral, el registro de propiedades, las transacciones bancarias y prácticamente cualquier escenario administrativo relacionado con Egipto, un documento de identidad es la herramienta y símbolo fundamental de la ciudadanía.

 

Antes de la pandemia, renovar un documento de identidad egipcio desde el extranjero era un proceso largo y difícil. Implicaba contactar con el consulado más cercano para expresar interés en el servicio y luego esperar a que se acumulase un mínimo de 500 solicitudes similares, momento en que un comité del Departamento de Estado Civil egipcio realizaba una visita para tramitar las solicitudes, y se enviaban las tarjetas ocho semanas más tarde. Por el contrario, los egipcios en Egipto pueden presentar una solicitud de renovación en cualquier momento, ya sea en persona, a través de un teléfono de atención al ciudadano o de la web oficial de servicios públicos electrónicos, y obtener su nuevo documento de identidad en veinticuatro horas. 


Cuando las restricciones a la movilidad por el COVID-19 provocaron la suspensión completa e indefinida de los comités enviados al extranjero, la demanda de documentos de identidad no solo se mantuvo sino que se multiplicó, ya que los emigrantes que en otras circunstancias hubieran renovado sus documentos en sus visitas a Egipto pospusieron sus planes de viaje. Al observar este problema creciente, en agosto de 2020 EDI propuso a los decisores políticos la idea de crear una línea de atención telefónica o una web consular y realizó una encuesta online donde el 90% de los participantes se mostraron de acuerdo en que se debería ofrecer un método alternativo de renovación a los ciudadanos no residentes.

nadine loza intext image.JPG

Captura de una publicación de EDI.

 

Nuestros esfuerzos para encontrar una solución dieron fruto: poco después, los egipcios en el extranjero adquirieron el derecho a renovar sus documentos de identidad en las embajadas y consulados egipcios directamente, en cualquier momento del año. Este avance prometedor ha permitido que quienes viven lejos de estos lugares puedan trasladarse cuando les resulta conveniente, en lugar de tener que precipitarse para hacer el viaje dentro del breve periodo en el que el comité estuviese presente. La eliminación de la presión temporal y la simplificación del proceso de forma que ahora puede realizarse en parte por correo han ayudado a mantener las medidas de distanciamiento social, al minimizar las potenciales esperas en cola y multitudes.

 

La pandemia ha puesto de manifiesto la urgencia de impulsar la preparación de los consulados para las crisis mediante inversiones en digitalización, pero incluso fuera del contexto de una emergencia, la propia velocidad de la era digital requiere unos tiempos de reacción consular más rápidos. Introducir opciones más flexibles, remotas y virtuales basadas en tecnología ágil, escalable y centrada en las personas permitirá una prestación de servicios que responda eficazmente a situaciones y demandas cambiantes.

 

La digitalización podría mejorar también los servicios consulares aumentando la eficiencia y reduciendo los costes. Mientras que en Egipto hay tres tarifas para la renovación del documento de identidad en función de la velocidad de tramitación, partiendo del equivalente de 2 dólares, los egipcios en el extranjero tienen que pagar un precio establecido de aproximadamente 100 dólares.

 

La posibilidad de prestar servicios consulares de manera electrónica todavía está siendo explorada, porque hay una serie de factores a tener en cuenta; en concreto, la autenticación y el desarrollo de una infraestructura digital segura. Para reflejar el funcionamiento del innovador y práctico sistema de prestación de servicios interno egipcio, receptor de varios premios, los futuros proyectos de servicios públicos electrónicos dirigidos a la diáspora tendrán que estar complementados también por opciones analógicas.

nadine loza intext time 2.JPG

Captura de una publicación de EDI.

 

El artículo 36 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, a la que Egipto se adhirió en 1965, se centra en la comunicación entre los países emisores y sus ciudadanos con el objetivo de facilitar el ejercicio de las funciones consulares.

Llevado al contexto contemporáneo, esto implica reforzar los flujos de respuestas y sugerencias, formular conjuntamente políticas y perfeccionar constantemente los sistemas de servicios públicos electrónicos en base a las críticas. Una preocupación central es que los servicios consulares no cuentan con un entendimiento intuitivo ni basado en evidencias sobre cómo responden los ciudadanos a los distintos tipos de servicios, por lo que las experiencias y opiniones no cuantificables deben ser tenidas en cuenta, junto con las estadísticas y los datos. Implicar a los principales actores interesados desde el inicio ayudará a garantizar que los proyectos de digitalización incluyen la perspectiva del ciudadano y no son simplemente un programa de modernización.


Lanzar servicios públicos electrónicos para los emigrantes es útil en términos de velocidad, costes y comunicación, pero puede que no siempre sea la mejor opción para la prestación de servicios. Una conversación continua y transparente que incluya a múltiples actores, canales y partes y que compare las mejores prácticas ayudará a los consulados a adaptarse en el largo plazo.

Nadine Loza.JPG

Nadine Loza

Nadine Loza es Directora Fundadora de la Iniciativa de la Diáspora Egipcia, cuyo objetivo es plantear cuestiones de interés para los egipcios que viven en el extranjero y expresar sus preocupaciones; establecer un vínculo estrecho entre las comunidades egipcias por todo el mundo y en Egipto, trascendiendo orientaciones políticas, creencias religiosas, edad y género, y libre de intereses comerciales; y reforzar la solidaridad con Egipto entre los egipcios de la diáspora.Puedes contactar con EDI por email en egyptdiasporainitiative@gmail.com o en Instagram @egyptdiasporainitiative.

puerro largo.png

Este artículo es parte del número “Empoderar a las diásporas globales en la era digital”, una colaboración de Routed Magazine y iDiaspora. Las opiniones expresadas en esta publicación son de los autores y no necesariamente reflejan la posición de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Routed Magazine.

iDIASPORA logo.jpeg
white banner FIXED shorter.jpg

Otros artículos

Upasana Khadka.jpg

El uso de las redes sociales por parte de los migrantes nepalíes durante la pandemia

Melanie Stanek - ODW Lab in Tijuana.HEIC

Cerrar la brecha digital para los solicitantes de asilo en México

Elena Habersky.jpg

Cómo los institutos de investigación del Sur Global pueden utilizar el COVID-19 en su propio beneficio