Crear monedas globales para el desarrollo sostenible

KARIM CHABRAK  |  23 JUNIO 2021  |  ROUTED Nº15  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS

Karim Chabrak - Coinsence logo.png

Logo de Coinsence. Cortesía del autor.

Dentro de la tendencia global a la fuga de cerebros en busca de mejores oportunidades, un número creciente de jóvenes talentos tunecinos se marchan de su país todos los años para adquirir nuevos conocimientos, empezar su carrera profesional y aumentar su impacto en una sociedad nueva. Aunque la mayoría alcanzan un buen nivel de vida y un puesto interesante, la añoranza por el lugar de origen nunca cesa y el sueño de ver su tierra y sus seres queridos en mejores condiciones continúa creciendo.

 

Aunque las remesas eran las principales contribuciones de la diáspora en el pasado, hoy, con el alza de las herramientas de colaboración descentralizada y las plataformas digitales, existe un inmenso potencial de creación de valor por aprovechar, así como oportunidades infinitas para compartir el conocimiento y los recursos que podrían acercar a la diáspora y la población local, más allá de las fronteras. Además de las oportunidades de negocio que pueden ser impulsadas y ampliadas a partir de distintas aportaciones y colaboraciones, los proyectos e iniciativas innovadores, en especial los relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, son muy atractivos para los miembros de la diáspora que buscan conseguir un impacto.

 

A pesar de las conexiones emocionales y de las sinergias que pueden surgir de la colaboración entre la diáspora y los ecosistemas globales, los desafíos estructurales, los obstáculos burocráticos y la falta de visibilidad todavía limitan las oportunidades para las interacciones sociales y económicas a través de las fronteras.

 

Hoy, las soluciones tradicionales para la financiación, la gobernanza y las operaciones de proyectos multinacionales y con participación de múltiples actores no suelen ofrecer la flexibilidad y la efectividad necesarias para la mayoría de organizaciones diaspóricas e internacionales, especialmente a la hora de apoyar las actividades informales de forma dinámica y recompensar microaportaciones individuales de distintas redes alrededor del mundo. Para que la diáspora pueda involucrarse estrechamente en la sociedad civil, la educación y la economía, es necesario que haya nuevas herramientas que la impliquen directamente en la toma de decisiones y en la gobernanza y que conviertan las reflexiones colectivas y las visiones comunes en acciones conjuntas efectivas con resultados tangibles.

 

De acuerdo con esto, las monedas comunitarias pueden ofrecer el medio necesario para estimular la actividad y el intercambio de valores entre las diásporas y las poblaciones locales. Con el uso de tecnología blockchain en la creación de este tipo de monedas, los conocimientos y los recursos de la diáspora pueden movilizarse, gestionarse e involucrarse de una manera más descentralizada y flexible. Las aportaciones pueden ser reconocidas y valoradas a escala global.

 

Gracias al apoyo del Fondo de Innovación de UNICEF y la Agencia de Desarrollo Alemana (GIZ), Coinsence pudo avanzar desde su primer prototipo hasta ofrecer una plataforma digital escalable, así como un marco para nuevas iniciativas y redes en todo el mundo, y está empezando sus primeros pilotos con comunidades y socios internacionales.

 

Después de la creación de una plataforma de colaboración descentralizada de código abierto que permite a las comunidades crear sus propias monedas, realizar transacciones y compartir recursos y experiencia, Coinsence.org introdujo la primera moneda comunitaria dirigida a movilizar a la diáspora tunecina para colaborar y contribuir a proyectos en cooperación con iniciativas y socios locales en el país de origen.

 

La Tunisia Impact COIN se emite y asigna de manera participativa y transparente a proyectos e iniciativas que contribuyen a un impacto cultural, medioambiental y socioeconómico en Túnez. Estas monedas se emplean como instrumento de recompensa para todo tipo de aportaciones y pueden también gastarse en intercambio de valor entre pares dentro de la red.

 

Teniendo en cuenta que muchas contribuciones de la diáspora son económicas, Coinsence mejora sus plataformas con una solución tokenizada para las transacciones financieras. Esta solución ha sido seleccionada por el Banco Central de Túnez dentro de su programa de sandbox regulatoria. Los donantes y los inversores de impacto pueden comprar en tiempo real divisas estables que pueden transferirse entre miembros y pueden ser retiradas por cualquier beneficiario en Túnez. Además de la nueva capacidad de realizar microtransacciones rápidas no bancarias a bajo coste, el uso del blockchain está introduciendo un nuevo nivel de seguridad y confianza. Los donantes y los inversores pueden seguir las operaciones financieras y gestionar colectivamente los fondos y gastos de una manera más flexible, eficaz y transparente.

 

A través de una combinación de las herramientas digitales necesarias para las organizaciones descentralizadas y de las monedas comunitarias y criptoactivos que crean liquidez y estimulan la creación y el intercambio colectivos de valor, los innovadores, emprendedores y activistas sociales pueden superar los obstáculos financieros y burocráticos. Esto abre una nueva esfera de casos y oportunidades emergentes. Los miembros de la red pueden conectar con proyectos e individuos para crear soluciones juntos y compartir el valor creado. Cualquier individuo, organización o empresa que esté dispuesto a apoyar esto puede acceder a más oportunidades como resultado. También pueden ofrecer servicios, recursos o descuentos para apoyar a los proyectos de impacto y a las comunidades implicadas de forma directa o indirecta. A través del reconocimiento y de la función de recompensa, las Tunisia Impact COINs crean el puente necesario para cerrar la brecha entre el mundo filantrópico sin ánimo de lucro y el mundo de las inversiones económicas. Las COINs obtenidas, que muestran la cantidad cuantificada de aportaciones de cada miembro, pueden tener una utilidad económica, aumentar su valor y gastarse en los beneficios que se ofrecen dentro de la red.

 

Aunque en la actualidad su actividad se centra en movilizar globalmente las organizaciones sin ánimo de lucro, los emprendedores y la diáspora para proyectos de innovación e impacto en Túnez, Coinsence ofrece una plataforma abierta y accesible y apoya a iniciativas y redes que se plantean introducir sus propias monedas para movilizar a personas y organizaciones con propósitos comunes y para lograr un impacto social.

 

“Coinsence muestra una nueva forma de hacer las cosas, donde las organizaciones, socios comerciales, emprendedores, agentes de cambio e innovadores de todo el mundo pueden aunar fuerzas para abordar problemas locales y trabajar colectivamente para resolver desafíos globales”, dice Oula Tarssim, Jefa de Proyecto de GIZ para el proyecto “ProGreS Migration” para la movilización de la diáspora.

 

Aunque la tecnología blockchain es aún nueva para la mayoría de las personas, organizaciones y reguladores, los desarrolladores de Coinsence comparten la visión de que la democracia y la gobernanza pueden ir más allá de las fronteras, la soberanía y la transformación empiezan con la capacidad de las comunidades para crear sus propias monedas, y los instrumentos financieros están construidos para fomentar un crecimiento inclusivo y sostenible. Ahora está en manos de la juventud liberarse de la jerarquía impuesta y las viejas estructuras para desarrollar su potencial y adentrarse en los caminos del futuro que permitirán estar conectados en cualquier momento, desde cualquier lugar.

Karim Chabrak_.JPG

Karim Chabrak

El Dr. Karim Chabrak es fundador de Coinsence.org, una plataforma descentralizada de colaboración, creación e intercambio de valor que permite a organizaciones y comunidades crear sus propias monedas de impacto para financiar proyectos relacionados con los ODS y movilizar recursos. Al finalizar la educación secundaria, se marchó a Alemania a estudiar Ingeniería, doctorándose en Telecomunicaciones en 2006. Además de su interés por la innovación social, la economía tokenizada y las finanzas justas, el principal campo de especialización de Karim es el empleo de tecnologías para reinventar organizaciones y crear nuevos modelos económicos y de gobernanza descentralizados y escalables que sean capaces de abordar mejor los desafíos globales sociales y medioambientales de hoy. Puedes encontrarlo en:

https://www.linkedin.com/in/karim-chabrak-57815677

https://coinsence.org

karim@coinsence.org

puerro largo.png

Este artículo es parte del número “Empoderar a las diásporas globales en la era digital”, una colaboración de Routed Magazine y iDiaspora. Las opiniones expresadas en esta publicación son de los autores y no necesariamente reflejan la posición de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Routed Magazine.

iDIASPORA logo.jpeg
white banner FIXED shorter.jpg

Otros artículos

Bardha Qokaj - Cape of Rodon photoS.jpg

Convertir el país de origen en un lugar mejor a través de los programas para la diáspora: Involucrar a la diáspora albanesa durante la pandemia

nadine loza, cover S.JPG

Emigrar los e-servicios: Activismo en Instagram de la diáspora y el proceso de renovación del documento de identidad egipcio

Fionnuala Gregan.jpg

Uber c. Aslam: ¿Podría un cambio en los intereses comerciales acabar con la política de ambiente hostil?