Métodos innovadores para la participación de las diásporas: i-platform/i-dijaspora como conexión de la diáspora bosnio-herzegovina en Suiza

AIDA IBRIČEVIĆ  |  23 JUNIO 2021  |  ROUTED Nº15  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS

En 2018, i-platform organizó el ciclo de eventos (H)AJMO! en Berna y Zurich, Suiza. Fuente: i-dijaspora/i-platform.

‘i’ es un conector

“La conjunción bosnia, croata y serbia ‘i’ (‘y’ en español) que está en nuestro nombre significa conexión, inclusividad, unión. En nuestro nombre ‘i’ se refiere a los que estamos en la diáspora ‘y’ a los que estamos en Bosnia y Herzegovina, a quienes estamos aquí ‘y’ quienes estamos allá. Desde este enfoque de conexión, abarcamos cuestiones sobre economía ‘y’ cultura, igualdad de género ‘y’ cooperación científica, conservación del medio ambiente ‘y’ representación política. Simplemente, nos oponemos a las divisiones; en su lugar, queremos crear redes. Queremos conectar a las personas”, responde Nikola Burić, CEO de i-platform/i-dijaspora, al preguntarle por la “y” en el nombre de la organización. Nikola explica: “Sobre todo, somos una red, regida por los principios del tejido de redes, que priorizan el desarrollo de lazos personales fuertes y la creación de confianza”.


 

La diáspora bosnio-herzegovina en Suiza

 

Según la investigación realizada en 2014 por el Swiss Forum for Migration and Population Studies (SFM) de la Universidad de Neuchâtel, más de 60.000 emigrantes procedentes de Bosnia y Herzegovina residen y trabajan en Suiza. Llegaron al país en tres olas de inmigración separadas; la primera y la segunda (en las décadas de 1960 y 1980) eran fundamentalmente migrantes laborales, mientras que la tercera y más numerosa fue la de los refugiados de la guerra de Bosnia y Herzegovina entre 1992 y 1995. Nikola Burić habla del papel de i-diaspora/i-platform en la vida de la diáspora bosnio-herzegovina en Suiza: “La organización de i-dijaspora se fundó en 2014 y es de tipo semi-abierto, ya que existen muchos procedimientos para hacerse miembro. Después de dos años de buen funcionamiento e innumerables encuentros bilaterales y multilaterales con diversas instituciones, se hizo evidente que necesitábamos una plataforma más grande, una red con más miembros. En 2016 lanzamos un proyecto de ampliación para incluir a individuos, instituciones, ONGs y empresas”. Además, la red i-dijaspora/i-platform colaboró con la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (SDC) para crear una plataforma autónoma con el objetivo principal de reforzar la cooperación económica, educativa, cultural y social entre Bosnia y Herzegovina y su diáspora en Suiza.


 

La crisis del COVID-19 como oportunidad: Conectar la diáspora bosnio-herzegovina a través de internet


Desde i-dijaspora/i-platform, el aumento de la conectividad transnacional como resultado de la crisis del COVID-19 se entendió como una oportunidad. A partir de los primeros confinamientos, comenzaron a diseñar enfoques innovadores para conectar la diáspora bosnio-herzegovina en Suiza con el país de origen, así como con la diáspora en el resto del mundo. Como cuenta Burić, “Antes de la crisis del COVID-19, organizábamos en persona foros de negocios, eventos culturales, escuelas de verano, intercambios de estudiantes; actividades en las que las personas se conocían y compartían experiencias. Podíamos entonces apoyar las iniciativas e ideas creadas en aquellas interacciones. Paradójicamente, mientras estábamos todos encerrados en casa tanto en Suiza como en Bosnia y Herzegovina, surgió una oportunidad excelente: la oportunidad de conectarnos a través de internet con nuestra diáspora dispersa por todo el mundo”. A través de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), se crearon diálogos con la diáspora, encuentros para las comunidades bosnio-herzegovinas locales y una serie de actividades virtuales sobre temas variados.

Aida Ibricevic i-platform LOGO.jpg

Cortesía de i-dijaspora/i-platform.

Diálogos con la diáspora: Marcharse, llegar y pertenecer

Los diálogos con la diáspora construyen comunidad a través de un formato de diálogo establecido, desarrollado por Katalin Hausel, artista, diseñadora y educadora húngaro-suiza, con la cooperación de Collaboratio Helvetica. Los diálogos con la diáspora tratan las experiencias de marcharse del país de origen, llegar a Suiza y crear lazos de pertenencia con ambos países. El formato de diálogo se basa en preguntas introspectivas, tales como “¿quién soy?”, “¿qué es lo que anhelo?”, “¿a dónde pertenezco?”, “¿cómo me convertí en lo que soy ahora?”, “¿en qué lugar me siento en casa?”, “¿qué es el hogar?”, “¿qué clase de sentimiento es la pertenencia?”, “¿en qué lugar de mi cuerpo la siento?”. Los participantes en el diálogo responden individualmente a estas preguntas en parejas y luego intercambian sus observaciones con el resto del grupo. Los principios básicos del diálogo son hablar con intención y escuchar con atención; no dar consejos, sino acercarse con curiosidad intelectual; y crear un entorno seguro y estimulante en el que todos los participantes se sientan cómodos para revelar sus puntos vulnerables.

 

 

Encuentros en para las comunidades locales

 

En lugar de entender la diáspora como un todo monolítico y abstracto, un enfoque translocal apunta a la existencia de muchas diásporas diversas, basadas en la pertenencia a comunidades locales pequeñas. Reconociendo esta realidad de diásporas múltiples y diferentes, i-dijaspora/i-plaform puso en marcha encuentros virtuales para diásporas internacionales de ciudades bosnio-herzegovinas: Zenica, Živinice, Bijeljina y Kladanj. Conversamos con Dalida Karabdić, representante de i-dijaspora/i-platform en Kladanj, que explica que el modelo de participación en la comunidad local de Kladanj ha resultado un éxito. “Desde octubre del año pasado hasta hoy, hemos organizado nueve encuentros virtuales con el principio fundamental de restablecer la confianza mutua con la diáspora de Kladanj. Somos una comunidad local pequeña, de alrededor de 13.000 habitantes, y tenemos una oportunidad maravillosa para cooperar con nuestra diáspora, para formar un gran equipo. Queremos trabajar juntos, las familias de Kladanj con las que están en el extranjero, individuos, instituciones educativas, culturales y deportivas, y el Ayuntamiento de Kladanj, con el que se ha firmado un Memorando de Cooperación. Dado que somos una comunidad muy unida, nos conocemos bien casi todos, y ocurre con frecuencia que algunos miembros de una familia viven en Kladanj mientras que otros pueden estar en EE.UU., Suecia, Italia, Francia o Alemania. Este tipo de contacto con la diáspora es personal, cercano y, sobre todo, basado en la confianza”, dice Karabdić.

 

 

Contactos virtuales con la diáspora, veladas literarias y actividades temáticas


Para aprovechar las oportunidades de una participación de la diáspora en áreas muy específicas, i-dijaspora/i-platform ha organizado debates virtuales sobre diversos temas, como el bilingüismo o la conservación del medio ambiente, así como veladas literarias y un congreso sobre la democracia deliberativa. “Somos una red y tratamos de invitar a la gente a compartir su conocimiento y experiencias para que todos podamos beneficiarnos de ellos. En conjunto, tenemos un inmenso volumen de recursos, y nuestra estrategia se basa en la autoorganización y la autogestión, porque si nosotros no actuamos, ¿quién va a hacerlo? Si no es ahora, ¿cuándo?”. Las palabras de despedida de Nikola Burić apuntan tanto a la urgencia de articular la participación de la diáspora como a las oportunidades extraordinarias que ofrece la mayor digitalización de esta cooperación.

Aida Ibricevic_.jpg

Aida Ibričević

La Dra. Ibričević es investigadora independiente en el campo de los estudios migratorios y de las diásporas, reside en Sarajevo y está asociada como Global Fellow en el Instituto de Investigación para la Paz de Oslo (PRIO) y como Research Fellow en el Centro para los Estudios de la Diáspora en la Escuela de Ciencia y Tecnología de Sarajevo. Su investigación más reciente se centra en el retorno y la reintegración, el nexo entre ciudadanía, hogar y pertenencia, el voto exterior y la emigración altamente cualificada. Aida ha realizado trabajos de consultoría para varias agencias de desarrollo internacional, incluidos la Organización Internacional para las Migraciones, el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas y la Agencia para el Desarrollo Internacional de EE.UU. También lleva a cabo servicios de revisión para algunas revistas académicas internacionales revisadas por pares. Realizó una licenciatura y un máster en economía de Middlebury College, Estados Unidos, y en la Central European University, Hungría; y un doctorado en Ciencia Política en la Universidad Bilgi de Estambul, Turquía. Puedes encontrar más información y contactar con Aida Ibričević en https://www.linkedin.com/in/aidaibricevic/ y https://www.researchgate.net/profile/Aida-Ibricevic

puerro largo.png

Este artículo es parte del número “Empoderar a las diásporas globales en la era digital”, una colaboración de Routed Magazine y iDiaspora. Las opiniones expresadas en esta publicación son de los autores y no necesariamente reflejan la posición de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Routed Magazine.

iDIASPORA logo.jpeg
white banner FIXED shorter.jpg

Otros artículos

Kazeem Ojoye fig.1.jpg

Participación transnacional de las diásporas a través de aplicaciones móviles y plataformas virtuales para responder a la pandemia

Kirstie Kwartang_def.jpg

Cómo Clubhouse conecta a la diáspora ghanesa

WCM-logo.jpg

Historias personales de hogar, pertenencia y refugio en el Museo de la Infancia y la Guerra