Ande Dem: Reivindicar la venta callejera a través de la moda y la resistencia

MALIN A. EVERTSZ MENDEZ  |  14 AUGUST 2021  |  ROUTED Nº16  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS POR MAGDA R. DEHLI
Malin_pic from Unsplash.jpg

Olas en la Barceloneta. Imagen de Mourad Saadi en Unsplash.

“Ande Dem significa ‘caminar juntos’ en wolof”. Este lema, Ande Dem, es el corazón de la marca Top Manta. La marca es una creación del Sindicato Mantero, una organización de migrantes subsaharianos en Barcelona. La mayoría de ellos son senegaleses. Los manteros son parte del mercado laboral informal, como vendedores ambulantes de imitaciones de zapatillas o bolsos de diseño para turistas en las plazas de España.

 

El vídeo publicitario de Ande Dem se centra en la zapatilla Ande Dem, colorida y robusta, que homenajea a la diversidad africana. La campaña comienza siguiendo a un joven que corre por una playa al atardecer. Al fondo, un narrador ajeno a la imagen recita: “Believe in yourself. If you want it: go and take it. Faster, higher, stronger – run, jump, follow your dreams. Just do it”. (“Cree en ti mismo. Si lo quieres, ve y tómalo. Más rápido, más alto, más fuerte; corre, salta, persigue tus sueños. Simplemente hazlo”). El mensaje motivacional del narrador queda tapado conforme el sonido de las preocupaciones de los migrantes recién llegados se oye con más fuerza.

 

Perdemos el barco de vista y vemos al corredor saltar y subir a una valla. Le persigue y golpea la policía, a plena luz del día. El vídeo se inunda de escenas de brutalidad policial, deteniendo el ritmo de la narración. La dura realidad de los abusos policiales priva a muchos migrantes del derecho a decidir sobre su propio destino. Correr ya uno es una búsqueda glorificada de clichés sobre el deporte y la superación personal; para muchos manteros, es una estrategia de supervivencia diaria en la venta ambulante.

 

La propia categorización de los vendedores ambulantes como “manteros” es resultado de la instrumentalización de su apariencia. Como vendedores “a pie”, muchos quedado englobados en la categoría de “manteros”. El nombre se debe a la manta en la que los vendedores llevan su mercancía, fácilmente transportable. Además de la policía, algunos residentes y turistas racistas perpetúan esta violencia al atribuir a los manteros un “aspecto ilegal” o “irregular”.

 

Con pena, el corredor se une a sus amigos y salta a bordo del barco. Sobre la arena, el propio barco se convierte en un lugar de refugio temporal, cargado de inmovilidad. No sabemos si su intención era zarpar o quedarse, simplemente permanece allí. De manera similar, las mantas representan el peso de la supervivencia y de no tener un lugar propio. El corredor, sin embargo, no está únicamente escondido en las sombras del barco, sino que encuentra fuerza y fraternidad en aquellos que están junto a él. A la luz de esta verdad, el vídeo termina regresando con el Sindicato Mantero al ajetreo del centro de Barcelona. Esta es la unidad del Ande Dem, del caminar juntos de los manteros, en la búsqueda de autonomía económica y la construcción de una comunidad a la que pertenecer.

 

El objetivo es lograr que la instrumentalización de las apariencias quede sepultada bajo las máquinas de coser y pueda transformarse en una crítica de la “ilegalidad”. ¿Cuál es la raíz de la violencia, el desplazamiento económico y la movilidad fracturada de este anuncio de ropa? La respuesta es: el imperialismo y la discriminación neocolonial. Frente a esto, el Sindicato Mantero propone moda ética para crear oportunidades laborales y concienciación. De su esfuerzo nacieron un contrarrelato y una contra-marca de moda, Top Manta.

 

El contrarrelato del Sindicato Mantero está marcado por las ideas de comunidad, sostenibilidad ética y resistencia. Top Manta se fabrica en talleres locales en España y Portugal. En última instancia, desafía a la mentalidad imperial y capitalista que opera contra ellos. Sus métodos de producción éticos encarnan los valores de Ande Dem, ya que favorecen a la comunidad de los vendedores migrantes. Top Manta ilumina espacios de producción locales y sindicalizados, con la esperanza de que la línea de moda Ande Dem se mantenga leal a sus principios.

 

Las zapatillas Ande Dem dan la vuelta el lema agresivamente individualista de las grandes marcas de deportivas como Nike. Top Manta se apropia de él para “cambiar las reglas del juego, […] hacerlas más justas para todos. Porque no solamente se trata de hacerlo, sino de hacerlo bien”. Las jerarquías culturales coloniales, el desplazamiento a las metrópolis y el racismo violento son los pilares del juego del imperialismo y la vigilancia. Este juego llega hasta las calles y criminaliza el derecho corporal a existir. Top Manta es consciente de la primera de las reglas: el imperialismo, a través de la red de producción global. El sistema capitalista de distribución masiva explota a los trabajadores del Sur Global y restringe la movilidad económica de los vendedores ambulantes. La moda de alta costura, tal y como la conocemos, está profundamente arraigada en la red de producción global. La segunda regla es el desplazamiento. En su página web, Top Manta destaca cómo las empresas pesqueras españolas contribuyen a la explotación de recursos en sus países de origen, perpetuando la desigualdad y privando a la población de África Occidental de un medio de vida muy importante. Este abuso también sale a la superficie en las actitudes xenófobas y racistas de las ciudades españolas, especialmente en los espacios públicos. Detener el juego significa impulsar la despenalización de la venta ambulante.

 

El video finaliza con la comunidad mantera vendiendo sus propias zapatillas sobre mantas recién desplegadas, subrayando el impacto de la marca Top Manta en la comunidad. Por este motivo, la manta es un elemento poderoso. Rústica, visible y maleable, la manta significa a la vez movilidad y permanencia. Donde antes había sido un signo de la invisibilidad política y la marginación de los manteros, ahora se presente como un símbolo de solidaridad y resistencia.

 

¿Recuerdas que el mantero volvió a saltar a bordo del barco? Hay una liminalidad y desesperación evidentes. Esto nos hace preguntarnos si la acción de correr o de “hacer” algo grande requiere que el sujeto se encuentre ya en una posición empoderada de partida. Para los manteros, la comunidad ofrece las semillas de un empoderamiento colectivo, viviendo con orgullo y resistiendo. La marca de moda es solo el comienzo. Ande Dem se cristaliza en la manta que constituye del logo de Top Manta, presente en las zapatillas y camisetas. La manta deja de ser un objeto que vuelve al portador detectable y expulsable, y se transforma en una exhibición de equilibrio, arraigo y permanencia. Las zapatillas Ande Dem nos recuerdan que los migrantes luchan por hacerse ver, frente a la invisibilidad y a la vigilancia. Con esto, han dado la vuelta al terreno de la venta de moda señalando las hipocresías, denunciando el imperialismo, los prejuicios raciales y los abusos policiales, y finalmente doblegando el poder de la materialidad. A través de este medio y de su logo podemos hacer realidad el contrarrelato del Sindicato Mantero, Ande Dem.

Malin.PNG

Malin A. Evertsz Mendez

Malin es artista visual y especialista interdisciplinaria. Nació y creció en la ciudad de Nueva York y se identifica como dominicana-americana. Se inspira en cómo las producciones culturales retratan los reflejos vividos de las migraciones, la (in)movilidad y la pertenencia en tierras fronterizas espirituales o de la metrópolis. Malin realizó un máster en Migración, Movilidad y Desarrollo en SOAS, Universidad de Londres. Disfruta tanto observando los movimientos sociales y de la sociedad civil y el arte contemporáneo global que escribió una disertación transdisciplinar titulada They Call me the Clandestine Migrant (“Me dicen el Clandestino”), donde analizó las dificultades de los vendedores ambulantes desde una perspectiva ontológica y conversando con el disco Clandestino de Manu Chao. Cursó un grado estudios internacionales y filosofía en Trinity College. Puedes encontrarte a Malin haciendo bocetos y preparando cuadros en arranques de añoranza o espontaneidad. Le gusta andar en bicicleta, hacer sudokus y viajar. Es responsable de comunicaciones en Routed Magazine.

puerro largo.png

Otros artículos

(Magda) MDGs review – with permission from the author.png

Y siguieron dando vueltas: Reseña de MDGs: Mzungus in Development and Governments

Building Fortress Europe Cover Art XS.jpg

Horizontes borrascosos: Un vistazo al futuro del control migratorio en Europa

FI

L'après: Historias de resiliencia