Ir o no de visita a casa: La toma de decisiones de las trabajadoras domésticas extranjeras en Hong Kong

KA WANG KELVIN LAM & CHI SUM WONG  |  19 DE DICIEMBRE 2020  | ROUTED Nº13  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS POR JAVIER ORMENO
Ka Wang Kelvin Lam _ Chi Sum WongS.jpeg

Cada domingo las trabajadoras del hogar se reúnen para interactuar socialmente. Foto tomada por el autor en Shatin, Hong Kong.

Las personas trabajadoras del hogar extranjeras que viven en Hong Kong hacen esfuerzos para regresar a casa, pero se enfrentan a dificultades económicas, feriados cortos y relaciones complejas con sus empleadores. Se estima que en 2019 había cerca de 400,000 personas trabajadoras domésticas en Hong Kong, provenientes en su mayoría de Filipinas e Indonesia, y predominantemente mujeres. Al ayudar a las familias locales en las tareas del hogar y contribuir sustancialmente a la economía local, tienen derecho a un número de días de vacaciones. Durante los feriados es frecuente que algunas se sientan nostálgicas y deseen regresar a sus países de origen, mientras que otras prefieren quedarse con amistades o postergar sus días libres por distintos motivos.

 

El mes pasado entrevistamos a diez trabajadoras del hogar extranjeras quienes tenían la intención de viajar a sus lugares de origen durante los feriados, con el fin de entender sus procesos de planificación. Las entrevistas se realizaron en inglés y se enfocaron en estas preguntas: ¿Qué significa “ir de visita a casa” para ellas? ¿Cuándo suelen hacerlo? ¿Qué es necesario tener en cuenta en la planificación? Todas las personas entrevistadas llevan trabajando en Hong Kong más de quince años y han estado con sus actuales empleadores al menos dos años. 

 

Como otros migrantes alrededor del mundo, las trabajadoras del hogar extranjeras mantienen conexiones transnacionales con gente en sus lugares de origen de varias maneras; por ejemplo, reuniéndose virtualmente y enviando remesas. Sin embargo, nada de esto reemplaza las visitas físicas. Muchas de las entrevistadas no podían ocultar su entusiasmo al hablar de ir a casa. Una entrevistada de Filipinas dijo:

“Es el momento más feliz de mi vida pues puedo estar con mis familiares y amigos y pasar buenos momentos con ellos”. (Entrevistada C)

Otra entrevistada de Indonesia nos dijo que no había visto a su hija en ocho años, desde que vino a trabajar a Hong Kong, debido a las dificultades económicas que le impiden regresar a casa. Su experiencia refleja por qué muchas trabajadoras del hogar extranjeras esperan con ansia regresar a casa tan pronto como les sea posible.

Visitar sus hogares también permite a las trabajadoras del hogar extranjeras darse un descanso de su tenso y agotador trabajo. Una entrevistada de Filipinas manifestó:

“[Ir a casa] también significa tomar un respiro del trabajo. Realmente puedo descansar sin presión cuando vuelvo a casa, porque puedo relajar mi cuerpo y descansar mi mente. Después puedo prepararme mejor y regresar nuevamente al trabajo”. (Entrevistada D)

 

Ir de visita a casa representa mucho para las trabajadoras del hogar extranjeras, pero ¿cuándo suelen hacerlo? En Hong Kong, las trabajadoras del hogar extranjeras tienen derecho a vacaciones en sus lugares de origen, ya sean pagadas o no. También tienen derecho a siete días de vacaciones anuales remuneradas, aunque la duración depende del tiempo de servicio. Los requisitos del visado pueden pedir regresar a sus países de origen durante al menos siete días una vez terminado cada contrato.

​​

Algunas trabajadoras visitan sus hogares durante otras festividades oficiales como Navidad. La entrevistada C nos explica:

“Suelo ir a casa durante las vacaciones de Navidad porque es la época en que mi familia, seres queridos y amistades nos reunimos y pasamos tiempo juntos”. (Entrevistada C)

Otra entrevistada de Indonesia nos dijo que visita su casa en las vacaciones escolares:

“Las vacaciones escolares son buen momento para regresar a casa porque los niños no necesitan ir a la escuela y puedo pasar más tiempo con ellos”. (Entrevistada E)

Otras trabajadoras del hogar son prudentes usando sus vacaciones y prefieren reservar sus días libres para otras ocasiones de contingencia, como algún suceso familiar importante.

 

La situación económica es un elemento importante a tomar en cuenta cuando se planea visitar el hogar. La entrevistada A nos dice:​

 

“Mi empleador no me paga salario cuando estoy de vacaciones en casa. Mi esposo y yo somos las principales fuentes de ingreso en nuestra familia. Por eso debo pensarlo dos veces y ver si mis recursos me permiten ir o no a casa”. (Entrevistada A)​

 

En Hong Kong, las vacaciones en el país de origen pueden ser pagas o no según un acuerdo mutuo entre empleadores y personas trabajadoras del hogar. Aun si hubiera tiempo y medios, en última instancia es la voluntad de los empleadores la que determina el resultado. En teoría esto no debería ser así pues la legislación laboral de hong Kong les reconocen el derecho a vacaciones. Las trabajadoras del hogar extranjeras y otros trabajadores tienen derecho a condiciones de trabajo decentes y días de descanso adecuados. La ley exige un acuerdo mutuo e incluso compensación si los empleadores le piden al personal postergar las vacaciones.

 

Dado que las trabajadoras del hogar extranjeras suelen ser la fuente de ingreso principal de sus familias, deben evaluar cuidadosamente si pueden permitirse visitas a casa o no. Algunas entrevistadas nos dijeron que a veces tenían que posponer o anular sus planes de ir a casa por “petición” de sus empleadores, con el riesgo de crear una mala impresión y/o malos tratos a futuro. Por ello es claro que los esfuerzos de los empleadores son centrales para salvaguardar los derechos y la protección de las personas migrantes en Hong Kong.

Nuestra investigación ha mostrado que hay discrepancias entre la voluntad y las acciones de las trabajadoras del hogar extranjeras en lo referido a visitar sus lugares de origen. A pesar del papel crucial que desempeñan en la vida económica y social de Hong Kong, aún deben hacer concesiones frente a una realidad en la que intervienen la duración de los feriados, las condiciones económicas y la voluntad y ética de sus empleadores.

KelvinS.jpeg

Ka Wang Kelvin Lam

Ka Wang Kelvin Lam es estudiante del Máster en Sociología en la Universidad China de Hong Kong (CUHK). Su investigación se dedica a las migraciones y a la integración de los inmigrantes y está especializado en las regiones de Asia Oriental y el Sureste Asiático. Puedes contactarle en kelvinlam@link.cuhk.edu.hk.

Chi Sum Wong

Chi Sum Wong es estudiante de grado en la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU) y está interesado en promover el bienestar de los migrantes y de los grupos minoritarios. Puedes contactarle en chi-sum-sam.wong@connect.polyu.hk.

puerro largo.png

Otros artículos

Carlyn GreenfieldS [State Department Pho

Las dificultades de los migrantes venezolanos dejan al descubierto una grieta en el sistema global de protección

Jim Jimeno.jpg

Las personas que traen a los filipinos de vuelta a casa para las fiestas

Kelvin & Aikins - Cover PhotoS.jpeg

Un verano sin reuniones familiares: Los estudiantes internacionales varados en Hong Kong en tiempos de inmovilidad