Migración y (no) participación política en los países de origen: Rumanos y polacos en Oslo y Barcelona

GABRIELLA MIKIEWICZ, ANATOLIE COȘCIUG, KACPER SZULECKI, CORINA TULBURE, MARTA BIVAND ERDAL, DAVIDE BERTELLI & ANGELINA KUSSY  |  20 FEBRERO 2021  |  ROUTED Nº14  |  TRADUCIDO DEL INGLÉS POR MAGDA R. DEHLI
Gabriella Mikiewicz credit to arnaud-jae

Imagen de Arnaud Jaegers en Unsplash.

Este artículo está también disponible en rumano y polaco.

En las últimas décadas ha ido aumentando el número de países europeos que permiten votar en las elecciones nacionales a sus ciudadanos residentes en el extranjero. El voto exterior (esto es, votar en elecciones del país de origen desde el extranjero) se ha convertido en un elemento importante de la política democrática contemporánea. A pesar de ello, y de la gran cantidad de investigaciones sobre la participación política de los migrantes en los países de residencia, aún sabemos muy poco sobre las motivaciones de los migrantes a la hora de votar (o no) en las elecciones del país de origen o sobre el impacto de la migración sobre los hábitos y preferencias de voto.

 

Entre enero y mayo de 2020, el equipo de DIASPOlitic[1] realizó más de 80 entrevistas a personas polacas y rumanas en Oslo y Barcelona [2] para estudiar las prácticas de voto exterior de los migrantes intraeuropeos. Polonia y Rumanía se encuentran entre los principales países emisores de migrantes hacia otros países europeos, y en Noruega y España residen comunidades polacas y rumanas significativas.[3] Para los migrantes intraeuropeos, el derecho al sufragio exterior es casi universal y las barreras legales para que los migrantes voten en las elecciones de sus países de origen son escasas, lo que nos permite observar mejor las decisiones personales de los migrantes en sus hábitos electorales.

Number of participants interviewed by co
How many participants have voted in coun
Number of men and women interviewees.png
How long have participants lived in Oslo

 

Mediante el análisis de las entrevistas, descubrimos una serie de testimonios reveladores, sobre la voluntad personal de votar de los migrantes, las esperanzas de “cambiar” su lugar de origen a través del voto, o el impacto de las campañas políticas en la movilización del voto emigrado.

 

Aunque algunos de los participantes no tenían ningún interés en votar, ni en la política en general, otros señalaron que su interés por la política de su país de origen “había pasado a ser menos prioritario” después de migrar (Michał, migrante polaco en Oslo, 34 años). Curiosamente, algunos entrevistados expresaron su preocupación ante la propia idea del voto exterior, la cual les inclinaba a abstenerse. Desde Barcelona, Przemek nos dijo:

 

“Creo que la gente que ya no vive en su país no debería tener derecho a votar […] Es una vergüenza que una persona que no viva allí vaya a decidir quién va a ser el presidente. La gente que vive allí va a tener que soportarlo después”. (Przemek, migrante polaco en Barcelona, 42 años)

 

Para algunos de los que votan desde el exterior, esto representa una afirmación de la democracia y los derechos civiles. “Votar es nuestra responsabilidad. Otros tienen que luchar para conseguir este derecho” (Elena, migrante rumana en Oslo, 35 años). Algunos entrevistados que votan regularmente apuntaron que perciben este acto como una forma de cambiar su país para mejor, e intentan informar a sus seres queridos de distintas perspectivas e influir en sus decisiones electorales. A través de las entrevistas, comprobamos que muchos migrantes se preocupan por el futuro de sus amigos y familiares en Rumanía y Polonia. Julia nos dijo:

 

“Siempre es el tema principal hablando con familiares y amigos. Intento transmitirles cómo se ven las cosas desde el extranjero. Sé mejor lo que está pasando en Polonia que ellos […] Suelo insistirles en que se impliquen, que vayan a alguna manifestación. Deben pensar en el futuro […] Intento que sean conscientes. Creo que he hecho que se den cuenta de muchas cosas”. (Julia, migrante polaca en Oslo, 29 años)

Algunos de los entrevistados nos hablaron de sus planes de regresar a su país de origen algún día, lo que podría explicar por qué siguen participando en la política: el deseo de influir en cosas que podría afectarles en el futuro. Zuzanna, madre de dos hijos residente en Noruega de 2013, explicó:

 

“Voto […] porque podría Volver algún día, o mis hijos pueden querer volver a un país que esté gobernado con sensatez”. (Zuzanna, migrante polaca en Oslo, 43 años).

Otra razón por la que los migrantes pueden querer o no votar es la movilización de los gobiernos o partidos en el país de origen. Recientemente, el gobierno rumano y el polaco han puesto en marcha campañas dirigidas a la participación del voto emigrado, en algunos casos como parte de acciones más amplias para fortalecer la identidad en la diáspora. No hay certeza sobre si estos proyectos han influido en los migrantes o si han aumentado la participación electoral, pero nuestra investigación sugiere que el impacto ha sido mínimo. Como nos dijo Jan,

“Me siento algo abandonado por el gobierno e irrelevante […] Aquí no están haciendo nada […] Ni siquiera me enteré cuando hubo elecciones hace poco, no sentí ningún reclamo por parte de la izquierda, la derecha o la oposición […] Aunque me interesa un poco la política, no sentí nada por el estilo”. (Jan, migrante polaco en Oslo, 35 años)

Esta sensación de quedar al margen tuvo, de hecho, un efecto motivador para algunos migrantes, que sentían que debían expresar su descontento participando en las elecciones y apoyando una alternativa política que pueda ofrecerles una tribuna en el futuro:

 

“Una de las razones por las que la diaspora se movilizó políticamente fue el hecho de que [los políticos] han empezado a hablar de la diáspora [que hasta ahora había estado] ausente en el discurso político rumano”. (Maria, migrante rumana en Barcelona, 41 años)

Otros dijeron que la migración los había alejado mucho de la esfera política en sus países de origen y por lo tanto su voto podría haber cambiado:

 

“Creo que si viviese en Rumanía, habría conocido mejor la posición de todos, y habría podido elegir otra opción. Tal vez hubiera sido la misma o tal vez no, pero habría sabido mucho más…”. (Lipa, migrante rumana en Barcelona, 26 años)

Algunos creen que la migración les abrió los ojos a formas de vida diferentes, forjando una opinión más matizada sobre la situación de su país de origen:

 

“También ha influido que yo esté viviendo en Noruega […] Veo lo que funciona bien en Noruega y me gustaría ver que funciona así en Polonia”. (Zuzanna, migrante polaca en Oslo, 43 años)

 

El nivel socioeconómico adquirido después de la migración también puede haber influido en las opiniones y hábitos políticos. Jakub nos contó que su voto podría haber sido distinto de haber estado en Polonia:

 

“Depende de en cuál grupo económico estuviese. ¿Me permitiría mi salario vivir sin preocupaciones? ¿Tendría tiempo para el desarrollo personal? ¿Tendría tiempo para aumentar mis conocimientos sobre el mundo? ¿O tendría que centrarme en sobrevivir? Pagar la renta, las deudas con el banco, si trabajase muchas horas y estuviera siempre bajo presión. Entonces seguramente votaría distinto. Entonces los partidos políticos, o los que hablasen sobre beneficios económicos concretos tendrían muchas más posibilidades de alcanzar el poder”. (Jakub, migrante polaco en Oslo, 35 años)

 

Varios entrevistados nos dijeron que la migración no había cambiado en absoluto sus opiniones, o había incluso reafirmado sus opiniones previas. Michał nos dijo que, debido a su experiencia migratoria, “soy más leal a mis ideas”. Zuzanna dijo que su voto no cambiaría si estuviera ahora mismo en Polonia:

 

“Porque no importa donde viva. Siempre pensaré […] desde la perspectiva de que, si viviese allí, ¿qué sería bueno para mí? ¿Qué tipo de programa político presentan los partidos, son compatibles con lo que pienso?”

 

¿Cambia la migración la forma en que los migrantes ven su país de origen y la manera en que participan en los procesos políticos allí? En lugar de buscar una causa única a por qué los migrantes votan o no, y por qué votan de la manera en que lo hacen, nuestro análisis exploratorio identifica los factores del voto exterior y apunta a un abanico de explicaciones posibles. A través de nuestros datos, hemos visto que la participación política aumenta y disminuye a la vez entre los migrantes, en función de una serie de factores como el interés personal, las campañas de movilización, y la influencia percibida sobre el país de origen desde el extranjero. Los resultados de este estudio también muestran distintos efectos de la migración sobre las opiniones políticas: algunos participantes dijeron que había cambiado completamente sus opiniones sobre determinados temas, y otros que no habían cambiado en absoluto o que se habían reforzado.

 

En general, nuestra investigación sugiere que el impacto de la experiencia migratoria sobre la participación política y las opiniones de los migrantes es un ámbito fragmentado. Entender mejor estos procesos arrojaría luz sobre algunas dinámicas relacionadas con las migraciones en Europa. La variedad de posturas y respuestas que encontramos recalca la compleja naturaleza de estos fenómenos, y aconseja apartarse de estereotipos que etiqueten a los migrantes como “nacionalistas a distancia” o “cosmopolitas liberales”. En realidad, ninguno de los dos es siempre cierto.​

Notas y referencias

[1] ‘DIASPOlitic: Understanding the Political Dynamics of Émigré Communities in an Era of European Democratic Backsliding’ (Entender las dinámicas políticas de las comunidades emigradas en una era de retroceso democrático en Europa) es un proyecto conjunto del Peace Research Institute Oslo (PRIO) y la Universidad de Oslo (UiO). El Proyecto recibe fondos del programa EUROPA/UTENRIKS del Consejo de Investigaciones de Noruega 2019-2020.

[2] Los nombres de los participantes han sido alterados para proteger su identidad.

[3] Sobre la migración rumana, ver Remus Anghel et al. 2016. International migration, return migration, and their effects. A comprehensive review on the Romanian case. MPRA Paper No. 75528; y Ruxandra Oana Ciobanu. 2015. Multiple migration flows of Romanians. Mobilities 10(3): 466-485. Para el caso polaco, ver Jakub M. Godzimirski et al. 2015. New European diasporas and migration governance: Poles in Norway. GoodGov Report – Polski Instytut Spraw Międzynarodowych; y Marta Bivand Erdal y Lewicki. 2016. Polish migration within Europe: mobility, transnationalism and integrationSocial identities 22(1): 1-9.

Mikiewicz Gabriella.png

Gabriella Mikiewicz

Gabriella es especialista independiente en migración y comunicaciones y actualmente trabaja en comunicaciones estratégicas y proyectos de diseño en contextos migratorios e interculturales. Tiene un grado en Periodismo por la Escuela de Comunicación de la DePaul University de Chicago y un máster en Migraciones y Relaciones Interculturales del programa Erasmus Mundus, EMMIR. Para DIASPolitic, realizó entrevistas a migrantes polacos en Oslo. www.gabriellamikiewicz.blog

Anatolie Coșciug.jpeg

Anatolie Coșciug

Anatolie es estudiante de doctorado en Sociología en la Universidad de Bielefeld, Alemania. Su investigación doctoral sobre el comercio transnacional de bienes de segunda mano importados de Europa occidental a Rumanía por migrantes rumanos está supervisada por Thomas Faist (Universidad de Bielefeld) y Alejandro Portes (Universidad de Princeton). Para DIASPolitic, realizó entrevistas a migrantes rumanos en Oslo.

Szulecki_Kacper.jpg

Kacper Szulecki

Kacper is a senior researcher at the Department of Political Science, University of Oslo and a research professor at the Norwegian Institute for International Affairs. He is a political sociologist specializing in transnational and European politics, currently the principal investigator in the DIASPOlitic project financed by the Research Council of Norway. He coordinates the DIASPOlitic project and leads Work Packages 1 and 4.

Bertelli-Davide-1-350x400.jpg

Davide Bertelli

Davide tiene un máster en Geografía Humana por la Universidad de Oslo. Actualmente es investigador doctoral en Teología y Estudios Religiosos en la Universidad Especializada VID. Su tesis doctoral trata de la pertenencia y la espiritualidad de los migrantes LGTB+ religiosos en Oslo y Londres. Trabajó como asistente de investigación en el PRIO entre junio de 2019 y septiembre de 2020. Contribuyó a la publicación del informe de GOVCIT de 2019 “Ciudadanía, participación y pertenencia en Escandinavia”. Para DIASPolitic, coordinó la recolección y realizó la codificación de los datos cualitativos del paquete de trabajo 3. https://www.vid.no/ansatte/davide-bertelli/

Bivand_Marta-1-400x400.jpeg

Marta Bivand Erdal

Marta es Directora de Investigaciones y Profesora de Investigación en Estudios Migratorios en el Peace Research Institute Oslo (PRIO). Especialista en geografía humana, le interesa el impacto de la migración y el transnacionalismo en los contextos de emigración e inmigración. El trabajo de Marta emplea datos de entrevistas, grupos de discusión y encuestas, prestando especial atención al uso de categorías. Ha realizado numerosas publicaciones en el área de los estudios migratorios y trata frecuentemente con actores gubernamentales y no gubernamentales. Para DIASPolitic, lidera en paquete de trabajo 3.

Corina Tulbure.jpeg

Corina Tulbure

Corina es periodista freelance, con base en Barcelona. Ha escrito sobre desplazamiento y migraciones en España, Turquía, Bulgaria, Rumanía, Hungría, Túnez y Alemania, y sobre conflictos congelados (Nagorno Karabaj, Abjasia, Osetia del Sur, Transnistria y Kosovo). Corina tiene un doctorado por la Universidad de Barcelona. Para DIASPolitic, realizó entrevistas con migrantes rumanos en Barcelona.

Angelina Kussy.png

Angelina Kussy

Angelina es investigadora predoctoral en la Universidad Autónoma de Barcelona, donde escribe su tesis doctoral sobre las trabajadoras domésticas rumanas en España, y es investigadora junior en el centro de investigación social aplicada notus-asr. Especializada en antropología económica, trabaja sobre género, trabajo, cuidados, reproducción social y protección social transnacional. Actualmente forma parte de distintos proyectos de investigación: sobre el impacto de la pandemia de COVID-19 sobre el trabajo de los cuidados en España (CUMADE); sobre la igualdad de género en la ciencia y la educación superior (Target); y sobre participación política transnacional (DIASPolitic). Para DIASPolitic, entrevistó a migrantes polacos en Barcelona. Twitter: @angelinakussy

puerro largo.png

Otros artículos

Söhnholz et al.png

Las experiencias de los estudiantes internacionales en Alemania durante el COVID-19

(Lillian) Vinícius Cruz Campos.jpg

La participación de los migrantes en organismos consultivos y el Consejo Municipal de Inmigrantes en São Paulo

Alyssa - Photo by Volodymyr Hryshchenkoa

Las medidas noruegas contra el COVID-19 y el ciberactivismo de las familias separadas por las fronteras durante las fiestas