top of page

La diáspora de Bangladés: Campeones anónimos frente a las catástrofes provocadas por

el cambio climático


Por Md Fazle Rabby | Issue #22


Bangladés fue el séptimo país más afectado por el clima de un total de 180 países, según el Índice de Riesgo Climático Global en 2021. Las personas de diferentes partes geográficas de Bangladés enfrentan regularmente inundaciones, sequías, ciclones, salinidad, contaminación por arsénico, erosión fluvial, deslizamientos de tierra y terremotos. Según la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC, por sus siglas en inglés), en 2022, millones de bangladesíes que viven en los distritos del noreste sufrieron las peores inundaciones en la historia de Bangladés. Los desastres inducidos por el cambio climático desencadenaron crisis humanitarias, incluido el desplazamiento (interno y externo) y la vulnerabilidad de los medios de subsistencia. Históricamente, las catástrofes medioambientales son uno de los factores de migración interna y externa.


Courtesy of the author.
Cortersía del autor

La diáspora de Bangladés, formada por personas de diferentes distritos del país, es una de las comunidades de diáspora más grandes del mundo. Existen correlaciones simples entre la diáspora de Bangladés y sus preocupaciones sobre el cambio climático en Bangladés. Los testimonios recogidos de diferentes generaciones de la diáspora de Bangladés sugieren que los desastres inducidos por el cambio climático y, por lo tanto, los medios de subsistencia afectados, actúan como factores tanto de empuje (migración al extranjero documentada e indocumentada) como de atracción (traer a sus connacionales del país de origen). Sin embargo, casi no se dispone de ningún estudio histórico-social sobre la migración al extranjero desde Bangladés. Según los interlocutores de la diáspora y exdiplomáticos entrevistados, la diáspora de Bangladés se ve afectada social y psicológicamente por la miseria que enfrentan las familias que se quedan atrás en Bangladés debido a los lazos afectivos. Diferentes asociaciones de la diáspora afirmaron que el compromiso social de la diáspora con las redes comunitarias locales en Bangladés también les afecta cuando las personas originarias de Bangladés sufren dificultades económicas, de salud, medios de subsistencia y seguridad de la vida debido a las vulnerabilidades inducidas por el cambio climático. La diáspora de Bangladés, impulsada por su obligación social y humanitaria, apoya psicológica y financieramente a sus familias y compañeros que quedaron atrás en Bangladés durante y después de los desastres.


Los Sylheti Londonis (británicos de Bangladés) movilizaron sus remesas sociales y económicas para ayudar a las personas afectadas por las inundaciones en los distritos del noreste de Bangladés; el ejemplo más reciente del importante papel que juega la diáspora a la hora de hacer frente a las catástrofes relacionadas con el cambio climático. Los interlocutores de la diáspora bangladesí del Reino Unido y los Estados Unidos de América confirmaron que movilizaron fondos filantrópicos (formal e informalmente) y los transfirieron (a través de canales oficiales y extraoficiales) para la causa humanitaria y apoyar así a los connacionales afectados por las inundaciones y a las familias abandonadas en Bangladés para restablecer sus vidas y medios de subsistencia.


Un ejemplo de movilización de fondos es la asociación entre la Alta Comisión Británica y BRAC (una ONG de Bangladés) para invertir 500.000 libras esterlinas en la recuperación tras las inundaciones.


La constante persuasión de la diáspora Bangladésí en sus países de acogida ayuda a Bangladés a acceder a la ayuda humanitaria de socios para el desarrollo como la Unión Europea, el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones (FCDO, por sus siglas en inglés) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) para la recuperación de las víctimas de las inundaciones y la restauración de las infraestructuras locales en las áreas afectadas por las inundaciones. La próxima generación de la diáspora bangladesí también está activa con su capital social y económico para hacer frente a los retos que el cambio climático supone para Bangladés. El papel de la próxima generación es crucial, teniendo en cuenta que se comprometen gradualmente a ayudar a Bangladés debido a su compromiso humanitario y a la adhesión de sus descendientes a pesar de no tener un vínculo directo. La comunidad de la diáspora ayuda a sus homólogos organizadores de los diferentes países de acogida en Bangladés a organizar fondos a pequeña y gran escala para ayudar a las comunidades locales a reanudar la educación de los niños en la escuela y la madrasa ("escuela musulmana"). Las organizaciones comunitarias de la diáspora también ayudan al Gobierno de Bangladés con apoyo complementario para organizar asistencia médica esencial a través de campamentos médicos, especialmente para niños y mujeres en edad reproductiva (con la necesidad de asistencia médica materna). Los empresarios británico-bangladesíes y sus asociaciones informaron de que están organizando fondos contributivos para que los agricultores inicien la producción y los empresarios locales vuelvan a poner en marcha sus negocios. También apoyaron a personas en situación de alto riesgo, como ancianos, mujeres con vulnerabilidades y personas con discapacidades. Esto mejoró la protección social de las personas más vulnerables y contribuyó a la agenda del Gobierno de Bangladés de restaurar y reforzar la seguridad social en las regiones afectadas por las inundaciones. Los miembros de la diáspora bangladésí, individualmente y como comunidad a través de asociaciones formales e informales, apoyan a Bangladés durante las catástrofes. Paralelamente, los jóvenes de la diáspora bangladesí empezaron a movilizarse y conectarse con redes globales y redes sociales de Bangladés para convertirse en agentes del cambio. La Bangladesh Diaspora Climate Action (BDCA, por sus siglas en inglés) es un ejemplo de iniciativa dirigida por jóvenes. La BDCA, al igual que el foro de la diáspora juvenil, ayuda a desarrollar campeones juveniles que actuarán tanto global como localmente en Bangladés para hacer frente a los retos previstos e imprevistos inducidos por el cambio climático en el presente y en el futuro. La primera y las próximas generaciones de la diáspora bangladesí ayudan a sus iguales a recuperar y conservar las protecciones sociales para minimizar las cargas sociales y económicas del Gobierno de Bangladés.


No todos los miembros de la diáspora bangladesí de los distintos países de acogida pueden apoyar a Bangladés durante las crisis, por diversas razones conocidas y desconocidas. La falta de información auténtica o la existencia de información contradictoria es un factor crítico que disuade a la diáspora de motivarse para ayudar a Bangladés y a las personas que residen en Bangladés durante las calamidades.


Otra preocupación es que no existen disposiciones de llamamiento público ni comunicación por parte de Bangladés, incluido el gobierno del país. Otros motivos de preocupación son la autenticidad y responsabilidad de los canales financieros para las remesas y la fiabilidad de los receptores locales a la hora de transferir fondos. No todos los miembros de la diáspora mantienen contactos sociales sólidos con sus compatriotas en Bangladés.


En muchos casos, la falta de reconocimiento de la contribución de la diáspora por parte del gobierno y la sociedad civil de Bangladés también constituye un factor desmoralizador. A pesar de su inmensa contribución para paliar las situaciones catastróficas de Bangladés, siguen siendo campeones anónimos. La contribución de la diáspora bangladesí de primera generación como campeona para hacer frente a los efectos climáticos en Bangladés sigue sin ser reconocida. Los organismos gubernamentales competentes aún no han reconocido las contribuciones y el potencial de la diáspora bangladesí de la siguiente generación.


Reconocer las contribuciones de los miembros de la diáspora como campeones climáticos por parte de los sectores público y privado en Bangladés mejorará su impulso físico y emocional para trabajar más diligentemente para contrarrestar los desafíos inducidos por el cambio climático, incluidos los desastres. El gobierno de Bangladés aún debe revisar más de cincuenta estrategias y planes relacionados con el cambio climático y proponer posibles adaptaciones de políticas existentes, así como de nuevas políticas para tender un puente entre la diáspora bangladesí y los planes, programas y acciones nacionales del gobierno para luchar contra las adversidades causadas por el cambio climático. La participación activa de la diáspora bangladesí en la defensa global de Bangladés es crucial para reforzar la diplomacia climática de Bangladés en las plataformas internacionales. El conocimiento global, las habilidades y las redes de la diáspora bangladesí son igualmente esenciales para apoyar la preparación local y nacional de Bangladés para hacer frente a las vulnerabilidades inducidas por el cambio climático.


El Dr. Fazle Rabby es originario del Distrito Costero de Patuakhali de Bangladés y actualmente trabaja como Director Adjunto de Investigación en el Centro de Investigación de Desarrollo Humano (HDRC, por sus siglas en inglés), Bangladés. Su experiencia en investigación y sus intereses se centran en la migración, la diáspora, la incorporación de la perspectiva de género, el cambio climático, la diplomacia multidimensional, la promoción y análisis de políticas y la globalización del desarrollo. Puede encontrarlo en Facebook, Twitter y LinkedIn.





El Dr. Fazle Rabby es originario del Distrito Costero de Patuakhali de Bangladés y actualmente trabaja como Director Adjunto de Investigación en el Centro de Investigación de Desarrollo Humano (HDRC, por sus siglas en inglés), Bangladés. Su experiencia en investigación y sus intereses se centran en la migración, la diáspora, la incorporación de la perspectiva de género, el cambio climático, la diplomacia multidimensional, la promoción y análisis de políticas y la globalización del desarrollo. Puede encontrarlo en Facebook, Twitter y LinkedIn.



Comments


bottom of page